Inspección de los cinturones de amarre en servicio

INSPECCIÓN DE LOS CINTURONES DE AMARRE EN SERVICIO

Antes de utilizar un cinturón por primera vez, debemos asegurarnos de que el cinturón:

  • Es apto para la sujeción a realizar.
  • Corresponde exactamente a los especificado en el pedido.
  • Esté perfectamente identificado con la etiqueta azul que refleja la carga de resistencia, la trazabilidad y la referencia

Antes de cada uso del cinturón se debe inspeccionar para comprobar que no tiene ningún defecto y que la identificación y la especificación son correctas.

Un cinturón sin identificación (etiqueta azul en regla) no debe usarse nunca y  se debe desechar, tal y como indica la norma EN12195-2. Durante el periodo de uso, se debe hacer chequeos regulares para detectar defectos o daños.

Si existe alguna duda con respecto a la idoneidad del cinturón para ser usado, se tiene que retirar a la espera de un examen mas exhaustivo.

Los siguientes son ejemplos de defectos o daños susceptibles de afectar a la idoneidad del cinturón para un uso continuado seguro. En estos casos debe retirarse inmediatamente el cinturón del servicio.

Desgaste de la superficie: con el uso normal, se puede producir algunos desgastes de las fibras de las superficie.

Cortes: Pueden aparecer cortes longitudinales o transversales, cortes en las puntadas del solape y cortes en las gazas ("ojos") del cinturón.

Ataque de productos químicos: El ataque de los productos químicos  puede causar debilitamiento y reblandecimiento de los materiales.

Daños por fricción o calor: Estos se producen debido al aspecto vidriado de las fibras del tejido de las cinta y en casos externos, por la fusión de la misma.

En estos casos los cinturones de amarre deberán ser desechados inmediatamente en cumplimiento de la norma EN 12195-1.

ALMACENAMIENTO Y CONSERVACIÓN

Al finalizar el servicio, tiene que almacenar debidamente el cinturón en un ambiente limpio, seco y bien ventilado, a temperatura ambiente ( por ejemplo en un estante), alejado de cualquier fuente de calor, del contacto con productos químicos, humos, superficies corrosivas, luz directa del sol.

Antes de ser almacenado, tiene que inspeccionar el amarre para revisar algún daño que haya podido ocurrir durante su uso. Los cinturones de amarre nunca deben ser almacenados si tienen algún daño.

Si los amarres han entrado en contacto con ácidos y/o agentes alcalinos, se recomienda la disolución en agua o la neutralización con medios adecuados antes de ser almacenadas. En caso de duda retirar siempre del servicio.

Los amarres que se hayan humedecido durante su uso, o como resultado de su limpieza, deben ser colgados y secados de manera natural.

EXAMEN Y REPARACIÓN

Los periodos de examen deben ser determinados por la propia empresa usuaria, y se recomienda una inspección visual antes de su uso. Las reparaciones deben ser llevadas a cabo solamente por el fabricante. No intente nunca realizar las reparaciones o modificaciones de un cinturón usted mismo.